ps.bienestar@gmail.com
+56 9 7837 1419
Badajoz 100 oficina 1410, Las Condes
PROBLEMAS EN LAS RELACIONES SOCIALES Y TIMIDEZ Evitación Social y timidez Los problemas en lo social pueden desarrollarse desde la niñez continuando por la adolescencia o a veces solo manifestarse en la adultez, en conjunto con la timidez, esta dificultad puede llevar a desarrollar pensamientos o creencias excesivamente negativas sobre la persona en el mundo social, preocupada por el rechazo de los demás o por su aceptación. La evitación social y la timidez no es un estado que pueda verse en blanco o negro, sino que encierra múltiples tonalidades. De hecho, todos podemos reaccionar con timidez ante determinadas situaciones, pero podemos actuar con seguridad en otros contextos. No se debe olvidar que la timidez es el resultado de nuestra inseguridad, de no saber si seremos lo suficientemente competentes o valiosos para los demás.
También existe lo que se conoce como “tímidos extrovertidos”. Son personas aparentemente seguras y encantadoras que han aprendido a recitar un papel en determinados contextos, pero que en realidad tienen miedo a las relaciones sociales. Se trata de un problema común entre los maestros, políticos o incluso entre los actores, ya que estas personas, cuando no tienen un guión preestablecido, se sienten indefensas. Sin embargo, la fobia social va un paso más allá, es un miedo que no se corresponde a la intensidad del peligro sino que es desmesurado e irracional. Además, ese miedo influye en la vida cotidiana de la persona, haciéndola sentir mal y limitando su capacidad de acción y disfrute. Por tanto, la fobia social sería la timidez en su grado extremo. Se estima que el 40% de los adolescentes sufren alguna forma de timidez. Al llegar a la adultez, más de un 10% ha desarrollado una timidez excesiva o una fobia social.
Algunos aspectos de la evitación social y la timidez: Miedo a que los observen. Dificultad para hacer gestiones o inclusive llamadas. Falta de firmeza para exigir sus derechos.
Pánico o Miedo en disertaciones. Tendencia a rehuir los espacios donde haya mucha gente. Miedo a que los tilden o de ridículos o inadecuados. Temor a quedarse en blanco, a tartamudear o a sonrojarse delante de los demás. Miedo al Cortejo y a la conquista de una pareja o persona que les interese. Tratamiento 1. Terapia cognitiva conductual. 2. Mindfulness relacional. 3. Talleres Grupales. 4. Entrenamiento en Habilidades Relacionales y Asertividad
Sitio diseñado por Carolina Contreras Elorza - Santiago, Chile 2015