ps.bienestar@gmail.com
+56 9 7837 1419
Badajoz 100 oficina 1410, Las Condes
1. ESTRÉS Y ANSIEDAD La Ansiedad: ¿Cómo controlar, reducir y sanar el estrés y la ansiedad? Terapia de Reducción y Control de Estrés y Ansiedad Para conseguir una terapia más breve, eficaz y prevenir recaídas, se abordan tanto los aspectos conscientes como los inconscientes del problema y los diferentes niveles en los que la ansiedad se manifiesta: emocional, cognitivo, conductual y fisiológico. Hoy mismo puedes obtener las herramientas y técnicas para manejar tu ansiedad.
Ya puedes aumentar tu confianza y autoestima.
Vence el miedo y la angustia. ¿Qué es la ansiedad? La ansiedad y el estrés son respuestas del organismo ante lo que es percibido como una amenaza y que no necesariamente lo es.
Mientras el estrés se presenta ante un estímulo concreto, la ansiedad es activada por una amenaza más difusa, menos clara. Ambas activan la respuesta de congelamiento, lucha o huída. Nos preparan para la acción y en ciertos momentos resultan necesarias. El problema viene cuando la ansiedad o miedo son desproporcionados, limitantes o suceden ante estímulos que objetivamente no representan un peligro y nos encontramos con una ansiedad desadaptativa que hace sufrir o limita la vida de la persona de forma recurrente y persistiendo. Entonces hablamos de un trastorno de ansiedad. Síntomas de la ansiedad Si tienes algunos de los siguientes síntomas es hora de buscar ayuda profesional. Los síntomas de la ansiedad pueden ser: Somáticos: mareos, sudoración excesiva, taquicardia, sensación de ahogo, temblores, rigidez o debilidad muscular, insomnio, colon irritable, etc. Cognitivos: pensamientos obsesivos, pensamientos negativos recurrentes o catastróficos. Conductuales: hiperactividad motora, escapar o huir de ciertas situaciones o realizar conductas como fumar o beber alcohol. Emocionales: angustia, miedo, sensación de falta de control, irritabilidad, etc. La ansiedad puede derivar en distintos trastornos. La mayoría de ellos se agrupan en torno a un miedo, temor o ansiedad excesivos. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Fobia social. Ansiedad generalizada. Trastorno de pánico (ataques de ansiedad o crisis de angustia). Agorafobia. Fobias específicas (claustrofobia, fobia a volar, fobia a conducir, fobia a hablar en público, fobia a la sangre, etc.). Estrés. Hipocondría (miedo a padecer una enfermedad). Trastorno dismórfico corporal (preocupación excesiva por los defectos físicos). Disfunciones Sexuales en los hombres. Causas de la ansiedad La mayoría de las personas que sufren de ansiedad reconocen que su miedo es “irracional”, pero no pueden evitar sentirse de ese modo. Esto sucede porque el miedo y la ansiedad son emociones, y no están producidos por su mente consciente o racional, sino por su subconsciente.
Pero, ¿por qué nuestro inconsciente nos produce síntomas horribles que nos hacen sufrir?, ¿cómo puede ser que nosotros nos los estemos provocando? Hay muchas personas a las que les cuesta aceptar que ellos mismos están produciendo esa ansiedad. Para poder entender esto tenemos que recurrir de nuevo a esas dos partes de nosotros mismos: la consciente y la inconsciente. A nivel consciente los síntomas de ansiedad o el miedo nos pueden parecer sumamente desagradables, y por tanto a ese nivel los rechazamos. Otra cosa muy distinta ocurre a nivel inconsciente, ya que la función prioritaria de esta parte es garantizar nuestra supervivencia.
Hace miles de años era un mecanismo muy acorde a las amenazas que se le presentaban al ser humano, como en el caso de los depredadores o las luchas cuerpo a cuerpo. Hoy en día, el peligro para nosotros no suele requerir actividad física, por lo que toda esa descarga de adrenalina que nos prepara para huir o luchar no nos resulta del todo eficaz. Para entender las causas de la ansiedad tenemos que comprender que aunque la respuesta de ansiedad se produzca ante un estímulo que no es objetivamente peligroso, el cerebro de la persona que sufre ansiedad sí lo percibe como amenazante, por lo que se defiende activando ese mecanismo ancestral de lucha o huida que hoy llamamos ansiedad. Es como si sintiéramos que somos un venado rodeado de leones, pero la realidad es que somos mucho más que un venado, y el supuesto león no es más que un examen, o una meta en el trabajo o un desafío común y corriente y no hay ningún depredador tratando de comernos, por lo que no tenemos para que estar en un modo de sobrevivencia.
Psicoterapia para el tratamiento de la ansiedad Dos aspectos centrales son las raíces a nivel del inconsciente y consciente. Por otro lado, adquirir técnicas para poder reducir y regular la ansiedad y el estrés en el día a día. Desde aquí entonces que se combina la Terapia Cognitiva Conductual que ha tenido la mayor evidencia científica en su efectividad para estos cuadros, con técnicas contemporáneas como Mindfulness y terapias conductuales de tercera generación en conjunto con técnicas destinadas al contenido inconsciente aflictivo como lo son las regresiones, la interpretación de sueños y el psicoanálisis tradicional, juntas e integradas generan cambios a nivel inconsciente , consiente, y aspectos emocionales, cognitivos y conductuales. Esto es lo que hace la diferencia de la mayoría de los tratamientos psicológicos un enfoque integrador moderno y con lo último en psicoterapia en cuanto a su nivel de efectividad y de resultados concretos. Gracias a la psicoterapia cognitiva contemporánea combinada con Mindfulness y otras técnicas dirigidas al inconsciente, vas a conseguir: Desarrollar Claridad y Tranquilidad. Estabilidad Emocional y Equilibrio. Ayudarte a comprender qué activa tu respuesta de ansiedad y por qué. Aprender a controlar tu ansiedad sin que te desborde. Desarrollar el Rasgo de Mindfulness para dejar ir pensamientos y emociones negativas, pudiendo estar y permanecer con apertura a la experiencia y confianza en los desafíos. Adquirir un Modo de Ser y estar en el Mundo desde la Amabilidad, la Autobondad y no desde la sobre exigencia ni desde un modo autodestructivo de vivir. Modificar pensamientos o creencias disfuncionales que aumentan la ansiedad. Aumentar tu confianza, autovaloración y habilidades de vida.
Sitio diseñado por Carolina Contreras Elorza - Santiago, Chile 2015